Para adelgazar rápidamente y sin dietas, solo tienes que seguir estas pautas:

  • Olvídate de las salsas. No más ketchup, mahonesa, etc. Aboga por las especias.
  • No bebas zumos del “súper”, la mayoría no tienen apenas fruta, eso sí, tienen azúcares añadidos, LO PEOR.
  • Las verduras son tus amigas, tienen muchas vitaminas y apenas tienen azúcar.
  • Sea cual sea el alimento, cuece, hornea, o hazlo a la plancha, pero evita a toda costa freír.
  • Intenta cocinar, es decir, ser tú quien elabora el plato que vas a degustar, así sabrás los ingredientes, e intentarás que sea lo más sano posible.
  • Bebe agua, tampoco hay que obsesionarse, pero con litro y medio al día o dos litros, conseguirás eliminar los subproductos de la grasa y ayuda a tener sensación de saciedad.
  • Intenta moverte un poco. Si puedes evitar el ascensor y subir por las escaleras, puntos a tu favor.

Todos estos detalles pueden ayudarte a bajar de peso si los aplicas cada día, pero tienes que habituarte a ellos e incluirlos en tu día a día.